Consejos

Para que unas gafas sean adecuadas para la conducción, deben ser del filtro 0, 1, 2 y 3. Pero, además, el 20% del total de luz visible que dejan pasar debe estar en la franja del espectro de luz que va desde los 500 nanómetros (nm) a los 650 nm, en el que se encuentran el color rojo, verde y amarillo. También es requisito para la conducción que la atenuación de colores no sea excesiva.

 

Al bloquear parte de la radiación visible las gafas reducen la fatiga ocular y mejoran la percepción visual. La transmitancia es la proporción de luz que deja pasar la gafa de sol a través del cristal. No se puede definir de forma objetiva que un filtro más oscuro sea mejor que otro más claro, porque la percepción del usuario depende de la luz en el ambiente y de su sensibilidad ocular. Cuanto mayor sea el porcentaje, más luz atravesará la lente. Las gafas de protección dos dejan pasar entre del 18% al 43% de la luz y las del tipo tres, del 8% al 18%.

 

 

Pero, tan importante como limitar la luz visible, es bloquear los dañinos rayos ultravioleta, que se dividen en UVA y UVB. La norma es muy estricta en este punto (sobre todo con los rayos UVB, que son los más perjudiciales).

Las gafas son objetos susceptibles de sufrir toda clase de caídas y golpes, por eso deben estar construidos para soportar el uso diario.

 

..............................................................................


Diseñado y alojado por Alhaurin.com
http://www.elanunciador.net